Cáncer de piel

El cáncer de piel engloba el crecimiento anómalo de células en el tejido cutáneo, pudiendo encontrarse varios tipos de cáncer, entre ellos el basocelular, escamocelular y el melanoma maligno, todos ellos con un pronóstico y tasas de curación diferentes.

El cáncer de piel se da por mutaciones en el material genético celular, el principal factor de riesgo conocido es la exposición a los rayos ultravioleta, pues estos modifican el ADN contenido en las células y así se altera la autorregulación y la respuesta celular ante mutaciones y crecimientos anómalos.

El cáncer de piel es potencialmente prevenible, modificando los factores de riesgo como exposición a la luz solar, evitando el uso de cámaras bronceadoras, que conllevan también a alto riesgo por exposición a LUV, usando diariamente protector solar y visitando al especialista ante cualquier lesión en piel que sea de difícil cicatrización, que permanezca ulcerada, o lunares que aumenten de tamaño, se modifiquen sus bordes y cambien su coloración.

Factores de riesgo

  • Exposición a los rayos ultravioleta